¿Puede la prueba de Papanicolaou detectar una infección?

El médico ginecobstetra Mario Lama aclaró este jueves que el objetivo major de la prueba de Papanicolaou es la detección de células normales o anormales del cuello del útero.

Sin embargo, Lama aclaró que con esta prueba no se puedan detectar infecciones, sino que durante la exploración que hace el patólogo a la muestra del cuello uterino que tomó el ginecólogo, puede aparecer algún germen que provoque infecciones.

“Usted puede tener una infección y no ser detectada en el Papanicolaou. Por eso, para detectar una infección vaginal se utilizan varias métodos: primero la impresión clínica, la inspección visual; dependiendo de las características de lo que el médico está viendo tiene una impresión diagnóstica”, añadió.

Explicó que, además, los médicos pueden usar el cultivo de secreción vaginal para ver qué germen patólogo crece en ese cultivo o hacer pruebas más especializadas como el PCR donde hay un panel de DTS que incluye bacterias, hongos, parásitos virus y se puede determinar, de forma específica, qué tipo de infección tiene el paciente.

Lama indicó que en Estados Unidos, donde casi hay una cobertura completa de citología, recomiendan hacer la prueba de Papanicolaou cada tres o cinco años si está la prueba de detección del virus del papiloma humano (VPH) y ambas sean negativas.

Pero en el caso de la República Dominicana, dijo que se sigue recomendando hacer la prueba de Papanicolaou, por lo menos, una vez al año puesto que no hay una buena cobertura de la vacuna contra el VPH y los controles regulares no son seguidas con tanta exactitud por las pacientes.

¿Cómo se realiza el Papanicolaou?

El ginecólogo toma un espéculo y lo coloca a lo interno de la vagina y lo abre. En ese momento, con una escobilla, raspa el cuello para quitar células. Estas se envían a estudiar con el patólogo quien las tiñe y con un microscopio revisa la celularidad y determinará si están normales o no.

¿Con prueba de Papanicolaou sé si tengo VPH?

Este tema es más complejo. Señaló que hay más de 100 tipos de VPH, de esos, unos 40 pueden afectar el tracto anogenital. De los 40 hay unos 15 que se consideran de alto riesgo. Mientras hay otros de bajo riesgo que no están asociados a la aparición de cáncer

“El cáncer cervicouterino, que es el segundo más frecuente en las mujeres, en más del 99 % de las veces está producido por el virus del papiloma humano de alto riesgo. De hecho, la cepa 16 y la cepa 18 provocan casi el 70 % de todos los cáncer del cuello del útero”, añadió.

Dijo que la cepa 16 es la más agresiva y más del 50 % de los cánceres de cuello de útero están asociados a esta y entre un 15 y un 20 % por la cepa 18.

“Una mujer puede tener el virus del papiloma humano y no ser detectado por un Papanicolau porque el requisito que se necesita para que sea detectado a través del Papanicolaou es que esa infección viral haya provocado cambios en la celularidad del cuello”, esclareció.

Hay unos cambios que se llaman coilociticos que están muy adheridos a la infección del VPH, por eso cuando un patólogo evalúa en una placa a través de un microscopio y ve esos cambios, lo reporta.

La entrada ¿Puede la prueba de Papanicolaou detectar una infección? se publicó primero en Z101

A %d blogueros les gusta esto: