Antonio Brown solicita a Steelers que lo cambien a otro equipo

El descanso dentro de la competición de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) no afecta a los jugadores y directivos que siguen activos de cara a organizar su futuro como es el caso del receptor abierto Antonio Brown que ha solicitado a los Steelers de Pittsbugh que lo traspasen.

Mientras que los Browns de Cleveland se han arriesgado con el joven corredor Kareem Hunt, suspendido por la NFL después de haberse visto envuelto en un caso de violencia doméstica.

Brown solicitó a su exact equipo el traspaso, de acuerdo a fuentes allegadas al jugador.

Poco antes de que se supiera extraoficialmente la petición de Brown, de 30 años, el jugador publicó en sus redes sociales un twitter de despedida a los Steelers y los aficionados, diciendo que es “hora de seguir adelante”.

Brown ha estado inmiscuido en una especulación de traspaso desde que no se presentó a los entrenamientos del equipo un día antes del closing de temporada regular.

Las especulaciones se incrementaron luego de que el presidente del equipo, Art Rooney II, declaró a los medios de comunicación que algo cambió con Brown la última semana de la temporada, y no estaba seguro del motivo.

Mientras que Drew Rosenhaus, agente del jugador, declaró a finales de enero que había hablado con los Steelers para expresar la “posición” de Brown, pero que no revelaría los detalles.

Según otra fuente cercana a Brown, el receptor se agotó de que se le considere culpable de todos los problemas de los Steelers, por lo que quiere demostrar en otro equipo que aún es capaz de ser un jugador clave.

Brown debe recibir un bono de 2,5 millones de dólares el 17 de marzo. Si los Steelers lo traspasan antes de esa fecha, absorberían 21,12 millones en dinero muerto en su límite salarial.

Esa cantidad aumentaría a 23,62 millones si Brown se cambia después del 17 de marzo.

A Brown se le adeuda en salarios 12,6 millones en 2019; 11,3 en 2020 y 12,5 en 2021, sin dinero garantizado en su contrato.

Traspasar a Brown después del 1 de junio permitiría a los Steelers repartir el tope salarial en varios años, con 9,5 millones en 2019 y 14,08 en 2020.

Brown ha insinuado que quiere que los 49ers de San Francisco hagan el movimiento.

Medios de comunicación han reportado que según varios integrantes del equipo dijeron que los Steelers toleraron una serie de problemas a Brown, quien llegaba tarde a las reuniones y a los partidos, y que vivía fuera del campus durante el campamento de entrenamiento,

El enfrentamiento se inició en 2018 cuando Brown se molestó durante la segunda semana del campeonato en el partido contra los Chiefs de Kansas City.

En la siguiente semana, twitteó que “permítanme averiguarlo”, cuando un exmiembro de los Steelers escribió que Brown debería agradecer al mariscal de campo Ben Roethlisberger por su producción.

Una fuente dijo que Brown no estaba contento con las críticas públicas de Roethlisberger sobre su ruta en una derrota en la décimo segunda semana contra los Broncos de Denver.

Por su parte, los Browns de Cleveland, esperaron apenas ocho días que finalizó el Orderly Bowl LIII para dar a conocer una de las noticias más relevantes de la temporada baja, como ha sido la de firmar al joven corredor Kareem Hunt.

El equipo que ahora comanda Freddie Kitchens dio un voto de confianza al otrora corredor de los Chiefs, quien actualmente se encuentra bajo investigación y suspendido por la liga.

Los Browns, a través de sus redes sociales, confirmaron el movimiento e indicaron con un comunicado del gerente frequent John Dorsey que “entendemos completamente la complejidad de las preguntas y los problemas que representa firmar a un jugador con la historia de Kareem y no condonamos sus acciones”.

Sin embargo, el directivo dijo que debido al hecho que conocían a la perfección todo el contenido de una extensiva investigación, pensaban que el jugador se merecía una segunda oportunidad.

“Pero entendiendo que debe tomar pasos críticos y esenciales para convertirse en un miembro de la organización”, subrayó Dorsey.

Hunt fue dado de baja por los Chiefs al revelarse un vídeo en el que se ve como ataca a una mujer en un resort, incidente por el cual lo cuestionaron en su momento, pero mintió durante su declaración ante los directivos de os Chiefs.

El nuevo jugador de los Browns llegó a la liga y en poco más de año y medio con la franquicia de Kansas City, logró marcas de 2.151 yardas por tierra, 833 por recepción y un whole de 25 anotaciones.

La liga debe finalizar su investigación antes de dar a conocer la sanción a la que será acreedor y el comisionado de la NFL, Roger Goodell, será quien al closing tenga la última palabra sobre su reintegración a la competición.